Los problemas del sistema educativo están en boca de todos; sin embargo, hace falta más acción para solucionarlos. Pero, ¿cómo?

 La explicación es simple: aprovechando las oportunidades que nos ofrece la tecnología. Así lo expresa Cristóbal Cobo, investigador de la Universidad de Oxford:
Si a lo largo del año pasamos casi tres meses conectados a Internet y cerca de cuatro dormidos, nos queda muy poco tiempo para pensar.
Por otro lado, Xavier Prats Monné, el nuevo director de Educación de la Comisión Europea, hace esta idea más revolucionaria al opinar que los alumnos son los que lideran el cambio educativo. ¿Por qué? Porque colaboran entre ellos grac ias a Internet y así eliminan las barreras geográficas con sus compañeros.
A continuación te exponemos algunas de las frases interesantes para reflexionar sobre la revolución en la educación:
Hoy no tiene ningún sentido que existan maestros maravillosos como el de la película La lengua de las mariposas, que encandilaba a sus alumnos contando historias asombrosas sobre cosas que ocurrían fuera del pueblo» Mariano Fernández, catedrático de Sociología en la Universidad Complutense de Madrid.
No tiene sentido que en un aulario enorme los alumnos de Medicina vean cuatro huesos alrededor del profesor. Para eso están los vídeos» Josep Valor, profesor de Sistemas de Información de la escuela de negocios IESE.
Hay quien asegura que el problema de la educación con las nuevas tecnologías es el mismo que el de los fabricantes de hielo cuando surgieron las neveras. Pero nosotros no ofrecemos hielo, sino frío. Nosotros, los educadores, enseñamos a aprender» Cobo, en el foro Educar de la Universidad Europea de Madrid.
Hay que adaptar el aprendizaje a las necesidades. Se habla mucho del cambio de currículo, pero no de las aplicaciones» Pierre-Antoine Ullmo, de la empresa PAU Education.
Si la gente compra juegos para su portátil, ¿por qué no productos educativos? El mayor error es pensar que la educación está reñida con la diversión» director de Educación de la Comisión Europea en El País.
¿Opinas lo mismo que ellos? Cuéntanoslo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *