bbfa949ebb73725cea73c3ed6cf40109

Cómo preparar unas oposiciones

¿Estás pensando en prepararte unas oposiciones pero no sabes por dónde empezar? No te preocupes, nosotros te ayudamos a ponerte en marcha con una serie de consejos y propuestas.

Convocatorias

Lo primero que tienes que hacer es informarte sobre las diferentes convocatorias que existen para saber cuánto tiempo tienes para prepararte. Para ello las dos principales vías de acceso son los Boletines Oficiales e Internet.

  • Los Boletines Oficiales son publicaciones que realiza la Administración tanto a nivel nacional (BOE) como autonómico o provincial. Estas publicaciones tienen la característica de que son oficiales e informan sobre las diferentes convocatorias que tendrán las oposiciones en el territorio español. Su lectura es fundamental para todo estudiante de unas oposiciones.
  • Internet es la manera más sencilla de acceder a la información que ofrecen los Boletines Oficiales además de otra gran cantidad de información relevante sobre el tema aunque te recomendamos que solamente te fijes en publicaciones oficiales ya que son las que tienen validez.

Reflexionar antes de opositar

Antes de ponerte a decidir qué te gustaría estudiar tienes que tener en cuenta varios factores:

  • Para empezar tienes que valorar el temario a preparar y el tiempo del que dispones. Preparar una oposición es algo complejo y requiere de una gran cantidad de tiempo de estudio. No te precipites si no lo tienes claro.
  • Lo segundo que tienes que hacer es examinar tu situación personal y decidir si tu vida te permite preparar las oposiciones teniendo en cuenta tus responsabilidades, familia, rutina diaria, etc.
  • El número de plazas disponibles y si son de acceso libre es un dato de gran importancia. Si solamente se ofertan 10 plazas a nivel nacional debes tener muy claro que puedes optar a una de ellas.
  • La titulación de la que dispones y la que se solicita para opositar es otro aspecto a tener en cuenta antes de lanzarte al estudio.

Ponerse manos a la obra

Una vez valorado todo lo anterior, ¿todavía quieres opositar? Perfecto.

Para comenzar, lo mejor es hacer un “planning” con el temario que tienes que estudiar y el tiempo del que dispones. En esto es mejor ser realista que marcarse metas imposibles. Una vez hayas comenzado con el estudio es importante que mantengas la motivación y no pierdas de vista el objetivo que te has marcado.

Para estudiar es recomendable seguir las técnicas que más se adapten a tu forma de estudio. Te recomendamos:

  • Dividir el temario en bloques de contenido similar para localizarlos mentalmente más rápido.
  • Comenzar a estudiar por los temas más fáciles o de los que ya tengas algún conocimiento previo.
  • Al finalizar cada tema, realizar un resumen o mapa conceptual con los aspectos más relevantes y que necesites recordar con frecuencia. Es más fácil buscar información en un folio que buscar entre todo el temario.
  • De vez en cuando es bueno repasar mentalmente los contenidos o realizar pequeños “exámenes” simulados. Además, siempre es recomendable tener a alguien que entienda o estudie lo mismo para comentar o discutir sobre lo estudiado.

¿Ir por libre o asistir a un centro de estudios?

Opositar por libre requiere una gran fortaleza mental y determinación y cuando te lleguen los días de dudas sobre si continuar, que te llegaran, tómate un descanso de un par de días, no te fuerces a seguir estudiando y vuelve cuando estés más descansado y concentrado. A la hora de buscar los contenidos a estudiar puedes buscarte tus propios métodos o apuntarte a un curso online donde te proporcionarán el temario, pruebas de evaluación y asistencia de un tutor online en caso de que tengas dudas sobre contenidos. Aun así te recomendamos complementar este curso online añadiendo una rutina como ir a estudiar a salas de estudio o bibliotecas de tu localidad para evitar distracciones y mejorar la concentración.

red carpet dresses

Otra de las opciones es acudir a un centro de estudios para prepararte el temario junto a otros alumnos, siguiendo un temario y pruebas adaptados a lo que necesitas. Además tiene la ventaja de que proporciona una rutina solida a seguir que hace más ameno el estudio y evita que aparezcan las distracciones y el desánimo aunque aumenta considerablemente el coste de preparación.

Cuál de estas dos opciones elegir depende totalmente de ti y de tu situación, escoge la que más se adapte a tu forma de estudio y tus necesidades.

Durante el estudio

Una vez hayas elegido tu rutina diaria, tu forma de estudiar y el material necesario, ponte manos a la obra a estudiar pero teniendo en cuenta cuáles son tus límites y que es mejor tomarse un día libre para descansar que estar una semana sin poder concentrarte.

Mantente siempre informado sobre cualquier novedad que surja sobre las oposiciones pero solamente haciendo caso a fuentes oficiales y no a los rumores que escuches pues pueden desanimarte y en estos casos es mejor tener una actitud positiva.

Sigue los consejos que encuentres útiles, dedícale mucho tiempo y muchas ganas y estarás listo para presentarte.

 

¡TE DESEAMOS MUCHA SUERTE!

 

 

Cursos, Empresa, Formación , , permalink

Compartir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>