Los profesionales del Transporte Sanitario

Es interesante saber como una profesión de tan reciente actualidad y demanda tiene sus orígenes en tiempos remotos. De hecho debemos de trasladarnos a la época romana donde el primer sistema de transporte sanitario evacuaba a los heridos de los campos de batalla.
Ya en España en el reinado de Isabel la Católica (Siglo XV), donde se crean las primeras ambulancias y hospitales de campaña.
Poco a poco los sistemas de traslado de pacientes han ido evolucionando. Es de destacar, que el valor añadido que tradicionalmente aportaban las ambulancias “simplemente la condición de desplazar pacientes”, se ha transformado poco a poco hacia nuevos productos, como transportar al paciente adecuado, con el vehículo apropiado, en el tiempo objetivo, con comodidad, con manejo sanitaria correcta, con tecnología de movimiento y de electromedicina avanzados, y sobre todo con trabajador con una cualificación adecuada.
 
En la actualidad el sector del transporte sanitario, está en continuo cambio debido a las continuas exigencias que requiere el entorno de manera que cada vez se persigue más su profesionalización y eficiencia. Ello lleva consigo que también estén en continuo cambio las condiciones de empleo y formación que se requieren de los profesionales del sector.
Actualmente:
·         Las empresas de transporte sanitario se dividen en públicas y privadas. Las primeras dependen de los Servicios de Salud de las diferentes Comunidades Autónomas. El sector privado lo forman mutuas, y servicios de transporte sanitario privados que suelen ser pequeñas y medianas empresas y en un alto grado formada por miembros con algún parentesco (padre-hijo, primos, madre-hijo, etc).
·         Los trabajadores del transporte sanitario suelen ser de mediana edad, es decir, la media de edad de estos profesionales se sitúa entre los 35 y 40 años.
·         Las dos principales quejas de este sector están relacionadas en primer lugar a su financiación (dependen de los fondos de las administraciones públicas),  y en segundo lugar las condiciones laborales de sus trabajadores (poca estabilidad laboral y bajas remuneraciones).
En referencia a formación y acreditación de competencias nos encontramos:
·         Que los profesionales del transporte sanitario presentan un nivel formativo bajo. La mayoría de ellos tienen la formación mínima para trabajar en el sector y que además se ha considerado suficiente para trabajar como conductor o camillero. Nos referimos a los certificados de técnicos en emergencias sanitarias básico (TES-1) y avanzado (TES-2).
·         A través de esta entrada Mantia pretende difundir la oferta formativa que nace de la insuficiencia formativa que hemos comentado. Con ello nos referimos a los dos certificados de profesionalidad existentes y al título de formación profesional de grado medio.
o    Certificado de Profesionalidad “Técnico en Transporte Sanitario”
o    Certificado de Profesionalidad “ Emergencias Sanitarias”
o    Ciclo de Formación Profesional de “Técnico en Emergencias Sanitarias”
Y recuerda: Síguenos en MANTIA y coméntanos tu opinión al respecto.

2 opiniones en “Los profesionales del Transporte Sanitario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *