La gamificación como estrategia educativa

¿Enseñar y/o aprender jugando?

¿Es posible aprender y/o enseñar jugando?

Como bien todos sabemos, hoy en día estamos sufriendo una transformación digital, por lo tanto, las estrategias educativas y los métodos de enseñanza están cambiando. Además, estos cambios favorecen los procesos de enseñanza y mejoran visiblemente los resultados académicos. ¿Es posible aprender y/o enseñar jugando? Hablamos de la gamificación educativa, definiéndola como una técnica de aprendizaje que traslada la mecánica de los juegos al ámbito educativo, facilitando la interiorización de conocimientos de una forma más divertida.

Tras dejar atrás años oscuros de “la letra con sangre entra”, el binomio docente-alumno/a, ha expresado con claridad que, si aprendes y/o enseñas jugando, aprendes más y mejor. No obstante, la gamificación no es un método exclusivo de la enseñanza. También, en el marketing se recurre a elementos y estructuras propias de la gamificación para motivar la participación de las personas.

Probablemente, las personas piensen que la gamificación ha surgido en esta nueva era digital, pero esta estrategia no es una novedad pedagógica. Debido a su carácter lúdico, esta técnica se genera una experiencia positiva para el alumno. De igual forma, aplicando esta técnica se aumenta la motivación, se desarrolla un mayor compromiso y se incentiva la superación de los alumnos.

Superados ya los PDF insoportables y los textos traspuestos en PowerPoint en la modalidad formativa e-learning, podemos afirmar que la gamificación es la forma de enseñar que más se adapta a la teleformación. Por ello, desde MANTIA apostamos por una manera divertida de enseñar y virtualizar contenidos.

¿Eres docente y quieres aplicar técnicas de gamificación a tus clases? Descubre nuestras formaciones sobre esta estrategia educativa.

Para más información contacta con nosotros.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos: Responsable del tratamiento: Mantia Innovación, S.L. Atender sus consultas o enviarle información relacionada con su solicitud. Legitimación: Consentimiento del interesado que nos otorga al aceptar la política de privacidad de la web. Destinatarios: No se realizan cesiones de datos, salvo obligación legal o previo consentimiento. Derechos: Retirar el consentimiento, acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos.