Educación anuncia cursos online 2015 para profesores

La oferta de formación online va dirigida a los docentes que impartan formación en centros públicos (no universitarios). El objetivo de esta medida tomada por el Ministerio de Educación, que lanzará los cursos online en 2015 a través del Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado (INTEF), es que los profesores puedan actualizar su conocimiento y formación, y así poder acreditar que sus competencias en pedagogía y didáctica son las que necesita el sistema educativo.

De este modo, el sistema público español ha entendido que la formación continua es necesaria para poder garantizar una Educación de calidad: es necesario estar a la vanguardia de la innovación en los métodos de enseñanza, puesto que éstos van mejorando con el tiempo y es preciso que el profesorado tenga conocimiento de los mismos. Por ejemplo, sabemos que la Educación está cambiando a través de la tecnología (Ver artículo), ya que es el medio en el que los alumnos pasan la mayor parte del tiempo. Así, es necesario que los profesores actualicen sus conocimientos en TICs para poder aprovechar el amplio abanico de recursos que ofrecen los smartphone, las pizarras electrónicas, las aplicaciones educativas… Por citar algunos ejemplos.

Así mismo, sería importante adelantarse a las oportunidades, ya que para los próximos años se prevé que va a aparecer un nuevo rol del docente, debido a la inmersión del e-learning en la Educación. Para no quedarse atrás cuando esta previsión sea una realidad, es muy recomendable realizar un curso de Tutoría online (Ver curso), para poder dar clases a distancia cuando el sistema educativo así lo demande.

Las 10.000 plazas podrán realizar 49 Cursos de Formación en Red para el Profesorado, siendo distribuidos en dos plazos:

  • 1ª edición: 22 cursos. Apertura del plazo de solicitud de un curso: 15 de enero de 2015.
  • 2ª edición: 27 cursos. Apertura del plazo de solicitud de otro curso: 15 de mayo de 2015.

Los profesores tendrán que presentar su solicitud en las fechas citadas anteriormente a través del modelo disponible en la sede electrónica del Ministerio de Educación (Ir a la sede). Junto con este modelo, habría que presentar otros documentos: certificados que acrediten estar en posesión de los requisitos exigidos en los cursos solicitados (Ir al BOE que explica los requisitos necesarios). Todos los documentos deberán estar en formato PDF y se presentarán a través de la sede electrónica del Ministerio de Educación (se ha proporcionado el enlace en este mismo párrafo).

Una vez que la solicitud del docente haya sido aprobada y esté inscrito en algún curso, podrá realizar la acción formativa de manera 100% online, a través de la plataforma de formación del INTEF (Ir a la plataforma). Los cursos se dividirán en bloques temáticos, y dispondrán de una fecha de apertura y cierre. Durante su realización, el profesor irá acompañado de tutores especializados que le asesorarán y resolverán dudas.

Ejemplos de cursos online 2015 que se podrán solicitar: Educación conectada en tiempos de redes; Evaluaciones externas interancionales del sistema educativo; Espacios de lectura. Leer, aprender e investigar en todas las áreas; Coeducación: dos sexos en un solo mundo; Creación de Recursos Educativos Abiertos para la enseñanza de las lenguas y las Ciencias; Digital Storytelling for Teachers; Creatividad, diseño y aprendizaje mediante retos.

Si quieres aportar algo a este artículo, ¡no dudes en dejarnos un comentario! 🙂

 

La rentabilidad de la Educación en España

Compartimos una reflexión muy interesante que se puede encontrar en el informe Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2014

La rentabilidad privada y fiscal de la Educación en España y sus regiones (de la Fuente y Jimeno, 2011)

Este estudio afirma que la tasa de rentabilidad de la educación se sitúa en torno al 5%, siendo del 7% si se trata de estudios postobligatorios (exceptuando el ciclo formativo del grado superior y los estudios universitarios de postgrado, que presentan tasas de rentabilidad bajas). No obstante, no se puede realizar un análisis económico con datos precisos, ya que el beneficio de un país con un nivel educativo elevado es superior.

De este modo, el estudio llega a la siguiente conclusión: «parte del coste público de la Educación se recupera para el sistema público, especialmente en los niveles postobligatorios, pero la magnitud de estos retornos se ve seriamente afectada por el alto nivel de fracaso escolar (se consideran inversiones fallidas). Este fenómeno viene a representar cerca del 60% del coste público total y reduce la tasa de cobertura (porcentaje del coste total en educación recuperado por el Estado) del 66% a apenas el 7% del total del gasto. De un modo igualmente dañino afecta el fracaso escolar a la propia tasa de rentabilidad de la Educación, reduciendo ésta en un baremo entre el 2% y el 4,5%. Se convierte, así, el fracaso escolar en un fenómeno que refleja un déficit de calidad en el sistema educativo y que lastra tanto la rentabilidad privada como los retornos públicos»:

«El abandono temprano de la educación y la formación puede acarrear diversos costes, tanto privados y sociales, como fiscales en la sociedad. Los beneficios de la educación son varios y conocidos y van desde la mejora de la situación laboral futura, mayor participación laboral, mejores salarios e ingresos tributarios más elevados hasta la conformación de individuos bien informados para la toma de decisiones que pueden afectar la salud, la esperanza de vida y el bienestar, entre otros aspectos» (Belfield, 2008).